Redolosi Gabinete de Psicología en Cádiz

Practique lo básico

Practique lo básico

Recuerde practicar lo básico.
Hay un proverbio del cual la gente habla mucho. Las lecciones no desaparecen hasta que se aprenden. Podemos cambiarnos de lugar, correr o tratar de huir de ellas haciendo cualquier cosa, pero esa lección nos seguirá a todas partes.

También hay otro proverbio del que no se habla tanto. Pero constituye una importante lección que hemos de recordar en nuestra vida cotidiana: No porque la lección haya sido aprendida va a desaparecer. A veces, aparece de diversas maneras y formas.

Yo creía que una vez que aprendía una lección, la tenía bien sujeta. El dolor que causaba tal lección desaparecería una vez que me diera cuenta de su significado. Entonces podía seguir adelante con mi vida, y poner el certificado de graduación en mi estante.

Me llevó cierto tiempo darme cuenta de que eso no era necesariamente así. Yo aprendía esas lecciones porque necesitaba utilizar ese conocimiento, despertar, valorar, disciplinar o practicar tal lección durante toda mi vida.

Si usted puede dominar algunas de las lecciones importantes que le presenta la vida, enhorabuena. Pero no guarde todavía el certificado. En lugar de eso, ¿por qué no lo tiene siempre a vista?.

Cuando empecé a practicar el paracaidismo, los primeros cincuenta saltos, más o menos, se dedicaron al entrenamiento básico. Estaba aprendiendo a salvar mi vida. Después de eso, empecé a añadir a mi repertorio técnicas adicionales. Ya era capaz de saber mover mi cuerpo en el aire, y disfrutar con el ejercicio. Aprendí a volar. Pero cada vez que me acercaba al portalón del aparato y me preparaba para saltar, era importante que recordase todo lo que había aprendido desde el principio -lo básico- sobre cómo había de salvar mi vida.

Practique lo ´básico cada día, o con la frecuencia que necesite. Tanto si está intentando recuperarse de una dependencia, trabajando una profesión, iniciando una relación sentimental o volando en un avión; revise sus conocimientos básicos y recuerde aplicar esos principios todos los días de su vida.

Despliegue sus alas. Aprenda a volar. Haga un baile de su vida. Aprenda todo el misterio y la magia que el universo tiene para ofrecerle. Vea lo bueno que usted puede ser. Pero no se olvide de lo que aprendió al principio.
Recuerde que ha de salvar su vida.

Extraído del libro “Meditaciones diarias” de Melody Beattie

Licenciada en Psicología Clínica y experta en Psicopatología y Salud con formación específica en trastornos de la personalidad. Especializada en psicooncología y en atención en la enfermedad crónica y aguda.
Colaboradora de la Facultad de Psicología de la Uned.
Realizo talleres para los familiares de pacientes dependientes para el Ayuntamiento de Cádiz, continuando con los de estimulación cognitiva para las personas de mayor edad en la UDP Unión Democrática de Pensionistas y distintos talleres de deshabituación tabáquica y los de salud sexual para enfermos crónicos a través de la Escuela de Pacientes.
Pertenezco al grupo de trabajo de Psicooncología del cop de Sevilla. Soy miembro de la SEPO.
Consultas privadas tanto en Cádiz como en San Fernando.

5 comentarios
  1. Hola Esther, soy LIBRA,tienes razón en todo lo que dices, hay que aprender de los errores y de las adversidades de la vida, que para mi son pruebas para superarnos a nosotros mismos,pero eso si teniendo siempre presente lo aprendido todos los días para no cometer los mismos errores,y así seguir madurando con todas las experiencias que nos toca vivir ya sean buenas o malas.Un beso fuerte Esther.

  2. No puedo estar más de acuerdo. En vocablos tan de moda, se habla de ‘resiliencia’, la capacidad para sobreponerse. Creo firmemente que en la flexibilidad está la felicidad, entiéndase como se quiera. Pero cuesta y pesa todo aquello que tenemos como barreras externas: educación enmarcada en un contexto social y o religioso y moral determinado, el qué dirán, las opiniones de los demás, (que parece que pesan más que la nuestra propia)… Pero… ¡hemos venido a aprender, a caer y levantarnos! Y en ello estamos. Saludos!

  3. Gracias por tu comentario! Totalmente de acuerdo contigo la felicidad tiene mucho que ver con la flexibilidad y, es cierto, que el contexto, la cultura o el ambiente donde nos ha tocado vivir nos determina bastante pero debemos intentar que no lo suficiente para dejar de hacer aquellas cosas que nos hace verdaderamente disfrutar de la vida.
    Saludos

  4. Gracias Libra por tu comentario! La realidad es que cuando aceptamos que la vida y el vivir quiere decir tener obstáculos y asimilamos la idea de que una vida libre de problemas es una utopía todo se vuelve más fácil y aflora la capacidad de disfrutar de las pequeñas cosas. Como tu dices los obstáculos hay que verlos como pruebas para superarnos a nosotros mismos y a aprender de los errores aunque esto no nos garantice que no se vuelvan a repetir.
    Un beso fuerte!!

  5. El texto es, sin duda muy interesante y es muy probable que sea la razón por la que me estoy tomando el esfuerzo de opinar. Yo no tengo el hábito regular de hacer eso. Voy a intentarlo…

Deja un comentario

veinte − doce =

Horario de Atención Telefónica

El Horario de Consulta de nuestro gabinete de psicología es:

De Lunes a Viernes laborables
de 10:00 a 21:00 horas.

Sábados de 10:00 a 15:00

Contacto

Para solicitar más información o pedir cita puedes ponerte en contacto a través de los siguientes medios:

Por teléfono, llamando a
956284630 625136968

Por whastapp en el 625136968

Por correo electrónico, escribiendo a
estheredolosi@hotmail.com

Formulario de Contacto

facebook psicológo en Cádiz twitter Psicólogo en Cádiz instagram Psicólogo en Cádiz

Esther Redolosi – Consulta de Psicología. Tlf: 625136968