Redolosi Gabinete de Psicología en Cádiz

Mantener la ilusión

Mantener la ilusión

Ya estamos de vuelta de las vacaciones, hemos vuelto al trabajo y los días de descanso se sustituyen por días de actividades y estudio.
Seguramente algunos os vayais de vacaciones ahora o quizás aún no las hayais tenido. Independientemente del momento en donde te encuentres seguro que todos compartimos que lo único que anima a seguir adelante es la ilusión.

Mantener la ilusión en algo hará que sientas fluir más livianamente y disfrutar de todas las cosas que te rodean. La ilusión puede ser en un proyecto, en los estudios, en los hijos, en el trabajo, en superarnos a nosotros mismos, etc.
Cuando ante los problemas nos agarramos a una ilusión nos aferrarnos a la esperanza, a creer que las circunstancias van a ser diferentes y mejores de lo que son ahora.

Muchas veces no sabemos cuál es nuestro objetivo en la vida, ni nuestro propósito porque las cosas no nos van como quisiéramos, la vida se nos tuerce  y creemos que lo que estamos haciendo no nos lleva a ninguna parte. Sin embargo, eso no es así, todo lo que vamos haciendo tiene un sentido y un significado que con el tiempo y la perspectiva se entenderá mejor. Por ello si sientes que ahora mismo no tiene mucho sentido lo que estás haciendo no refuerces esa idea e intenta mantener la ilusión en lo que haces ya el universo se encargará de que lo entiendas todo.

El trabajo de las psicoterapias tiene que ver mucho con esto, se basa en ayudar a que cada uno encuentre su camino con ilusión y consiga vivir felizmente.

Tengo mucha ilusión en este nuevo curso y en todo lo que juntos podemos aprender, si te animas y quieres acompañarme estaré encantada. Para empezar quiero compartir un texto muy interesante de autor desconocido, trata sobre la importancia de aceptarnos tal como somos y de confiar en que lo que hacemos tiene un significado. Todo esto nos ayuda a mantener la ilusión en nuestro día a día.

“Un repartidos de agua en la India tenía dos grandes cántaros, que colgaban en los extremos de un palo, que él sostenía sobre sus hombros. Uno de los cántaros tenía varias grietas, mientras que el otro estaba perfecto y siempre conservaba toda el agua al finas de la gran caminata, desde el arroyo hasta la casa de su maestro. En cambio, el cántaro rajado llegaba tan sólo con la mitad del agua en su interior.
Por dos años, esto sucedió diariamente con el repartidor, entregando un cántaro y medio, llenos de agua, en la casa de su maestro. Desde luego, el cántaro perfecto estaba orgulloso de su irreprochable cumplimiento del fin con que fuera hecho. Pero, la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía cumplir con la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.
Después de dos años, el cántaro rajado le habló al aguatero diciéndolo:
-Estoy avergonzado de mí y quiero disculparme contigo.
-¿Por qué? ¿De qué estás avergonzado? – preguntó el repartidor.
-Porque debido a mis grietas solo puedes entregar parte de mi carga y obtienes la mitad del valor que deberías recibir -dijo el cántaro.
El repartidor de agua se sintió mal por el viejo cántaro rajado y le dijo compasivamente:
-Cuando regresemos a la casa del maestro, quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del sendero.
En efecto, mientras subían la colina, el viejo cántaro se dió cuenta de las hermosas flores crecidas sobre su lado del camino, y esto lo alentó un poco. Pero al final del trayecto, él todavía se sentía mal por haber repartido sólo la mitad de su capacidad, y nuevamente ese disculpó al aguatero por sus fallas.
El repartidor le dijo entonces:
-¿Te has dado cuenta que las flores sólo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Planté semillas de flores en tu lado del camino, y cada mañana, mientras caminábamos de vuelta sobre el sendero, las regabas despaciosamente. Por dos años, he podido recoger estas hermosas flores para decorar el altar de mi maestro. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza.”

Licenciada en Psicología Clínica y experta en Psicopatología y Salud con formación específica en trastornos de la personalidad. Especializada en psicooncología y en atención en la enfermedad crónica y aguda.
Colaboradora de la Facultad de Psicología de la Uned.
Realizo talleres para los familiares de pacientes dependientes para el Ayuntamiento de Cádiz, continuando con los de estimulación cognitiva para las personas de mayor edad en la UDP Unión Democrática de Pensionistas y distintos talleres de deshabituación tabáquica y los de salud sexual para enfermos crónicos a través de la Escuela de Pacientes.
Pertenezco al grupo de trabajo de Psicooncología del cop de Sevilla. Soy miembro de la SEPO.
Consultas privadas tanto en Cádiz como en San Fernando.

Deja un comentario

tres × 1 =

Horario de Atención Telefónica

El Horario de Consulta de nuestro gabinete de psicología es:

De Lunes a Viernes laborables
de 10:00 a 21:00 horas.

Sábados de 10:00 a 15:00

Contacto

Para solicitar más información o pedir cita puedes ponerte en contacto a través de los siguientes medios:

Por teléfono, llamando a
956284630 625136968

Por whastapp en el 625136968

Por correo electrónico, escribiendo a
estheredolosi@hotmail.com

Formulario de Contacto

facebook psicológo en Cádiz twitter Psicólogo en Cádiz instagram Psicólogo en Cádiz

Esther Redolosi – Consulta de Psicología. Tlf: 625136968