Redolosi Gabinete de Psicología en Cádiz

El psicópata integrado

El psicópata integrado

Cuando oímos el nombre de psicópata nos viene enseguida a la mente un asesino en serie o recordamos a Hannibal Lecter de la película “El silencio de los corderos”. Sin embargo, existe un tipo de psicópata que no emplea el daño físico sino que es a través del maltrato psicológico como destroza la vida de quienes se relacionan de forma íntima con él, en especial su pareja y se le conoce como psicópata integrado.

Antes de proseguir quiero recalcar que utilizo el nombre de psicópata en masculino porque son más mayoritarios los hombres, no obstante, también son muchas las mujeres que poseen esta estructura básica de la personalidad.

Y pensarás y ¿porqué se le conoce como psicópata integrado? Este nombre responde a que este tipo de sujetos está totalmente inmerso en la sociedad y hace una vida suficientemente “normal” lo que dificulta detectarlos. Sus rasgos más característicos socialmente hablando es que son simpáticos, encantadores, inteligentes, despiertos, que inspiran buena impresión, generan confianza, etc… Pero desafortunadamente los psicópatas poseen más características dañinas, cabes señalar que son irresponsables, destructivos, tienen frialdad emocional y carencia empática.

En un estudio realizado por José Manuel Pozueco Romero, Juan Manuel Moreno Manso, Macarena Blázquez Alonso y Mª Elena García-Baamonde Sánchez refieren a una serie de indicios que pueden ayudarnos a detectar a estos individuos y así abandonar la relación antes de que se agraven las conductas y sea casi imposible volver a retomar nuestra vida.

  • Intentos de control y aislamiento: quiere saber todo lo que haces, exige explicaciones por todo, formula prohibiciones y amenazas, impone reglas, impone “jueguecitos” infantiloides y aparentemente divertidos e inocuos que le aseguren el control sobre la víctima (treta psicológicas), pretende que no tengas secretos para él/ella, critica a las personas con las que te relacionas e intenta, además, dar una justificación “razonada” sobre por qué no debes andar “con esa gente”, te exige que le dediques la mayor parte de tu tiempo, etc. En muchos casos, las conductas que despliega para controlar a la víctima son, fundamentalmente, la coerción y la intimidación, asegurándose con ello “el silencio de la víctima”.
  • Agresividad manifiesta y encubierta: muestra enojo con frecuencia y es verbalmente agresivo/a, independientemente de que no emplee violencia física.
  • Desprecio y humillación: deja de hablar o desaparece sin dar explicaciones, llega tarde, se burla, utiliza lo que sabe de tu vida para hacerte reproches, se muestra seductor con otras personas para hacerte daño, etc.
  • Manipulación: te pone trampas para averiguar si mientes o hasta qué punto le quieres, miente de forma reiterada y, aun a sabiendas de que sabe que la historia que cuenta es inverosímil, trata de ajustar la historia para que encaje mejor si le pillas en la mentira, y generalmente suele tener alguna rectificación que hacer a tus ideas o comentarios, etc.
  • Negación de los errores y culpabilización externa: no pide disculpas (y si las pide, no las siente en realidad, ya que volverá a hacerlo: es cuestión de tiempo), se niega a discutir las cuestiones que te preocupan, te culpabiliza, etc. Cuando culpan a los demás, llegan a presentarse en la mayoría de los casos como si fueran víctimas, intentando con ello desviar la atención hacia el comportamiento de su víctima, a la que intenta hacer ver como “un/a loco/a y mentiroso/a”.
  • Fachada externa de buena apariencia: existen grandes discrepancias entre el comportamiento que muestran en público y el que mantienen en privado.
Quizás estés más cerca de un psicópata integrado de lo que crees, abre bien los ojos y observa las conductas de los que te rodean, en especial de aquellos que te hacen sentir mal ya que la agresión que perpetran estas personas es de carácter psicológico-emocional.

Feliz semana!!

Ya tenemos página en facebook, clica aquí y darle a “me gusta” si quieres seguirnos: Salud emocional

Licenciada en Psicología Clínica y experta en Psicopatología y Salud con formación específica en trastornos de la personalidad. Especializada en psicooncología y en atención en la enfermedad crónica y aguda.
Colaboradora de la Facultad de Psicología de la Uned.
Realizo talleres para los familiares de pacientes dependientes para el Ayuntamiento de Cádiz, continuando con los de estimulación cognitiva para las personas de mayor edad en la UDP Unión Democrática de Pensionistas y distintos talleres de deshabituación tabáquica y los de salud sexual para enfermos crónicos a través de la Escuela de Pacientes.
Pertenezco al grupo de trabajo de Psicooncología del cop de Sevilla. Soy miembro de la SEPO.
Consultas privadas tanto en Cádiz como en San Fernando.

4 comentarios
  1. Yo, a lo largo de mi vida, me he encontrado con más de una psicópata y digo “una” porque TODAS han sido mujeres.

    Las mujeres malas son peores que los hombres malos, en el fondo más bobos y nobles…Por suerte, los chicos que han compartido mi vida privada han sido personas “normales emocionalmente”.

    Yo me he topado con psicópatas en el ámbito profesional, mayoritariamente. Se ganan tu confianza para tener un apoyo (dado que son detectados por la mayoría como “mala gente” y se apartan de ellas), luego cuando te has implicado emocionalmente porque te convencen de que ellas no son malas, desaparecen de tu vida sin dejar rastro y cuando intentas hablar con ellas se molestan y te tachan de que “no saben de qué hablas” cuando les recriminas tu actitud. Y, encima, se permiten el lujo de ponerse dignas y decirte que “no vuelvas a molestarlas nunca”.

    Lo peor de todo, es que apoyan su “inocencia” y su teoría en tí misma, ya que la gente de alrededor te ve sufrir día tras día, sin entender por qué…y sientes rabia e impotencia por no poder solucionar ni aclarar la causa con esa persona porque ni te mira.

    ¿Es un perfil de psicópata?

    Gracias a Dios, cuando lo superas, te das cuenta que era una relación tóxica, interesada y dependiente que no hace más que traerte dolor, sufrimiento y manifestar una imagen y una personalidad ante otros que no es la tuya, ni te mereces…

    Los psicópatas saben perfectamente quienes son sus víctimas y te absorben como “vampiros emocionales” hasta que te dejan sin una gota de sangre.

  2. Hola Mercedes, gracias por el comentario. Lo que describes si puede llegar a ser el perfil de un psicopata integrado, lo mas importante es detectar si te estan haciendo sufrir y si estan anulando y arruinando tu vida. Como dice el psiquiatra Hugo Marietan la mejor actitud a tomar con este tipo de personalidades es el contacto cero. Claro està que no siempre es posible por ello hay que estar con los ojos bien abiertos para que nos influyan lo menos posible.
    Un saludo!!

  3. EXCELENTE!!! GRACIAS

Deja un comentario

12 − seis =

Horario de Atención Telefónica

El Horario de Consulta de nuestro gabinete de psicología es:

De Lunes a Viernes laborables
de 10:00 a 21:00 horas.

Sábados de 10:00 a 15:00

Contacto

Para solicitar más información o pedir cita puedes ponerte en contacto a través de los siguientes medios:

Por teléfono, llamando a
956284630 625136968

Por whastapp en el 625136968

Por correo electrónico, escribiendo a
estheredolosi@hotmail.com

Formulario de Contacto

facebook psicológo en Cádiz twitter Psicólogo en Cádiz instagram Psicólogo en Cádiz

Esther Redolosi – Consulta de Psicología. Tlf: 625136968